El Rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín Sánchez, presentó el libro Modelo SIMOD aplicado para evaluar la calidad del agua en el Río Katari” escrito por el Ing. Waldo Vargas Ballester, Jefe del Departamento de Investigación, Postgrado e Interacción Social, que contribuye en la búsqueda de soluciones planificadas y sostenidas para la gestión integral del recurso hídrico.

Investigaciones tan valiosas como la del ingeniero Waldo Vargas, y se lo digo de Waldo a Waldo son fundamentales para neutralizar el problema de la contaminación y el Estado debe dejar de subutilizar las potencialidades investigativas de las universidades, se la pasa trayendo consultores de agua con millones de dólares, cuando acá hay talento e investigadores de calidad”, dijo el rector Waldo Albarracín.

En el acto de presentación del libro, participaron Decanos, Vicedecanos, Directores de Institutos, docentes investigadores de la UMSA, y el Secretario Ejecutivo de la Autoridad Binacional Autónoma del Sistema Hídrico del Lago Titicaca, Juan José Ocola Salazar, quien comentó: “Es tiempo de actuar, unir las experiencias, para defender ese recurso natural llamado agua y ese símbolo hidrológico que une a Bolivia y Perú como es el Lago Titicaca. Yo me siento honrado y agradecido al ingeniero Waldo Vargas y al señor rector, Waldo Albarracín, y les brindo mi compromiso para seguir trabajando, no con sólo una investigación, sino muchas más; porque eso es lo que necesitamos, de manera firme y convencida, porque el tiempo nos está matando”.

Al referirse al trabajo realizado por el autor del libro, Jorge Quintanilla Aguirre, docente investigador del Instituto de Investigaciones Químicas de la Facultad de Ciencias Puras y Naturales de la UMSA dijo: “Más que palabras de felicitación, palabras de elogio, porque a través de la utilización de estas herramientas podemos predecir un efecto que tal vez puede ser irreversible, y encontrar soluciones. Estamos viviendo eventos extremos, como los incendios en el oriente, pero la contaminación en el agua no se ve, es imperceptible, por ello debemos tener cuidado, por eso estos textos nos ayudan a prevenir sucesos. No olviden que la tercera guerra mundial va a ser por el agua, debemos tener una cultura del agua. Un aporte muy bueno y hay que tener más investigaciones así”.

El estudio de la calidad de las aguas del rio Katari, que transporta aguas residuales de las ciudades de El Alto y Viacha hacia la Bahía de Cohana en el Lago Titicaca, hace énfasis en el uso óptimo de modelos de evaluación de la calidad de las aguas, utilizando una sencilla metodología que consiste en la toma de muestras, análisis de laboratorio, corridas de calibración y de validación, y el análisis de sensibilidad con corridas de predicción.

El modelo analiza datos como: Oxígeno disuelto, temperatura, altitud sobre nivel del mar, velocidad media del río, caudal medio, profundidad media, entre otros.

“Me preocupa el abstract del texto, porque es una conclusión del docente investigador  Waldo Vargas donde menciona que todas las predicciones sobre las soluciones, ampliaciones y mejoras en la localidad de Puchocoyo, no alcanzarán a  ser suficientes para resolver el problema de la Bahía de Cohana, si es que no se hace simultáneamente, con el tratamiento total de las aguas residuales restantes de El Alto, Viacha y Laja, si no son tratadas antes de ser vertidas en la cuenca del río Katari”, agregó el Rector de la UMSA.

Por su parte el autor del libro comentó: “La problemática de contaminación de los ríos en el mundo preocupa porque es un problema no resuelto, ocasionan serios problemas a la salud, biodiversidad y sobre todo al ciclo hidrológico del agua que está siendo seriamente afectado”.

“Los esfuerzos de los científicos datan desde  los años 35, cuando  se hicieron  los primeros trabajos en modelado de ríos, es decir simular a través de ecuaciones matemáticas el movimiento de los ríos y el movimiento de los contaminantes que se lanzan a través de descargas o residuos sólidos. Estudié esta problemática en el Río Bravo en la frontera entre México y EEUU en el rio Bravo, desarrollamos este modelo que ha sido pensado para países como el nuestro, donde no tenemos información de los cuerpos de agua, caudales y menos de calidad del agua. Este libro está dedicado al país, para que pueda ser útil en cualquier ámbito geográfico, ser utilizado por profesionales para planificar y administrar la gestión de recurso hídrico”.

El modelo computacional denominado SIMOD (Simulador de Oxígeno Disuelto) fue desarrollado por el Ingeniero Waldo Vargas Ballester, como una herramienta técnica para la Primera Fase del Estudio de Calidad del Agua en el río Bravo, entre Estados Unidos y México, patrocinado por el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua (IMTA) de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Esta contribución científica fue reconocida por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), otorgándole la Medalla Alfonso Caso al Ing. Vargas Ballester por ser el Graduado más distinguido en la gestión 1987 del Programa de Maestría al culminar sus estudios de maestría en la Sección de Ingeniería Ambiental de la División de Estudios de Postgrado de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

http://dipgis.umsa.bo/wp-content/uploads/NOTA-LIBRO-JEFE2.jpghttp://dipgis.umsa.bo/wp-content/uploads/NOTA-LIBRO-JEFE2.jpgadminInvestigaciónNoticias
El Rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín Sánchez, presentó el libro “Modelo SIMOD aplicado para evaluar la calidad del agua en el Río Katari” escrito por el Ing. Waldo Vargas Ballester, Jefe del Departamento de Investigación, Postgrado e Interacción Social, que contribuye en la búsqueda...